domingo, 18 de febrero de 2018

"No quería ser un árbol"

Letika Flores, autora mexicana que nos acompaña en esta entrada, nació en Veracruz, aunque vive en Cancún desde hace 32 años. Escribe cuentos y fábulas que  aparecen en cuatro plaquets que ha publicado y en las que aborda historias en las que valores como el respeto, la superación, la solidaridad, etc... se hacen presentes.
Con estas historias ha recorrido escuelas en Veracruz y Quintana Roo donde más de 7000 niños le han escuchado con su lectura en voz alta y también las ha llevado a diferentes  programas de radio.



20170717_190724.jpg

Letika Flores



NO QUERIA SER UN ARBOL
de Letika Flores
Mayelita, una niña especial asistía muy contenta a la escuela, antiguamente iba a otra para niños especiales, donde estuvo dos años, aprendiendo muchas cosas, incluyendo tomar la cuchara para comer, ponerse los calcetines con menos trabajo del que le costaba habitualmente, vestirse, ayudar en la cocina con herramientas especiales para no tener accidentes, etc. También conoció algunos amigos que hasta la fecha se comunicaban por mensajes, pero ahora que los programas de gobierno le permitían ir a una escuela regular, ella le pidió a sus papás ir a esa que quedaba tan cerca de su casa, era tan bonita, toda pintada de verde, con animalitos y flores adornando los salones, ah y ese jardín con tantas flores amarillas, que con el sol se veían más brillantes.
En esos días estaban practicando una obra de teatro para la primavera, ella quería ser una mariposa, pero tendría que desplazarse por todo el escenario, su maestra muy amablemente le sugirió que podía ser un hermoso árbol, lo cual no la animaba mucho, se fue triste a casa y le comentó a su mamá, pues ella deseaba tener unas hermosas alas de color rosa,-No mamá, si no soy mariposa, prefiero no participar.
-Yo creo que deberías considerarlo, ser un árbol no es tan malo, dijo cariñosamente su mami. 
 Imagen relacionada



Ilustración tomada de Internet

-No mamá, yo siempre he querido ser mariposa, porque las alas son tan bonitas, brillan y se ven tan bien, que no creo que luzca tan bonita siendo un árbol…
A su mamá no le gustaba contrariarla, así que ya no le comentó más.
Esa noche Mayelita después de hacer su oración, se durmió y soñó que era un hermoso árbol de manzanas, tan rojas, y tan bonitas, como las que veía en el súper y estaban tan caras.
Al día siguiente mientas se vestía para ir a la escuela le comentó a su mamá acerca de su sueño, para su sorpresa, su mami durante la noche, le había hecho unas preciosas manzanas de unisel cubiertas de diamantinas rojas, además cada una tenía un palito con su hoja, le brillaron los ojos y dijo:
 -Mamá que bonitas están, ¿son para mi traje de árbol?
– ¡Claro mi cielo!, me da gusto que te agraden.
Cuando llegó a la escuela inmediatamente le comentó a su maestra que aceptaba ser un árbol, ya su mami le había hecho unas hermosas manzanas, entusiasmada practicó la obra con sus compañeros, le ponía muchas ganas, ya que el árbol de vez en cuando meneaba sus ramas con el viento.
El día de la presentación, su mamá fue vestida de verde igual que el árbol, antes de entrar al escenario le dio una cajita dorada con un moño de listón rojo, cuando ella lo abrió, sorpresa, eran unos aretes en forma de manzana,
- Pónmelos mamá, ¡se me verán geniales!.....

Su papá llegó más tarde a la obra ya que tuvo que pedir permiso en el trabajo, por ningún motivo se lo hubiera perdido! 
Imagen relacionada 
Ilustración tomada de Internet

1 comentario:

Ana Martinez dijo...

¡Qué bonito! Un saludo :)