lunes, 25 de enero de 2016

De ida y vuelta: "El cocodrilo Cirilo" de Carlos Blanco

"El cocodrilo Cirilo", libro de Carlos Blanco, está de aniversario, treinta años ya desde que vio la luz. Cirilo, como muchos otros libros infantiles y pasado su momento de publicación se vuelven practicamente inencontrables; sólo en Bibliotecas Públicas, de colegio o si tienes la fortuna de localizar un ejemplar en ferias de libros de ocasión. Y nos parece una lástima que sea así pues son libros que para nada han dejado de ser necesarios.  ¿Costaría mucho mantener un mínimo fondo editorial que lo hiciera accesible a cuantos se interesaran por ellos? O..., en libros como el que hoy traemos al recuerdo podría incluso pensarse en el micromecenazgo; manera muy actual de sacar música, libros , películas... para su disfrute público.
¡Felicidades! pues Cirilo y Carlos, por vuestro 30 cumpleversos. Con nuestro deseo sincero de encontraros de nuevo en librerías...
Mientras llega ese momento, aquí os dejamos dos poemas del libro y, en la Biblioteca, tenemos a Cirilo en fotocopia para que conozcas el resto de poemas.



Portada de "El cocodrilo Cirilo"

EL COCODRILO CIRILO

El cocodrilo Cirilo
se baña en la charca verde
y cuando ya tiene frío,
duerme en la arena caliente.

Toma el sol en la barriga,
en la espalda, en la frente,
y cuando tiene calor
se baña en la charca verde.

No se pone bañador
porque tiene un traje fuerte
y una cola tan grandota
como de tu pie a mi frente.

Pero tiene una sombrilla
que sujeta con los dientes,
él se la compró en Canarias
un verano muy caliente. 



La ilustración es de Pilar Argés
 
ESE  GATO 


Ese gato 
                             pasa el rato 
tumbadito 
                             bajo el Sol. 
                             Bajo el Sol, 
tumbadito, 
                               pasa el rato 
ese gatito. 
Lame su mano, 
moja su hocico, 
se peina el bigote, 
duerme un poquito.

Si se despierta
                             ese gato 
que dormido
                                    pasa el rato,
bebería de aquella lata 
y se pondría a maullar.

¡No te rías, no te rías!
No es ninguna tontería...

Míralo,
ya se despierta,
se levanta de su siesta.
Va derechito a la lata .
Bebe agua,
agüita fresca.
¡Miau, miau, miau...!

Amigo de los ratones,
de los niños, 
de subirse al campanario,
de los lirios;
amigo de todo el barrio,
del canario,
 de tachar el calendario...,
¡es un gato encantador!
no se sube al mostrador.

Cuando el domingo va a misa,
él se plancha la camisa.
No rompe las papeleras
ni hace pis en las aceras...

Ese gato
que hace un rato
tomaba, tumbado, el Sol,
dormidito se ha quedado 
al lado del canalón.

                   








3 comentarios:

El Hada de los Cuentos dijo...

¡Qué bellos recuerdos me trae el Cocodrilo Cirilo!Es una obra estupenda y como bien dices, difícil de encontrar. El poema del gato es también muy divertido. Gracias por ilustrarlo con mi dibujo. Un abrazo.

Conchita dijo...

No tienen desperdicio ni el cocodrilo Cirilo ni la poesía del gato. A la caza del libro en la feria del libro antiguo. Me encanta para leérselo a mi nieto.
Feliz cumpleversos.

Carlos Blanco dijo...

Un montón de abrazos por esta cariñosa entrada, Julio. Quizá algún día pueda regresar Cirilo y todos los amigos que se esconden en el libro.
Gracias El Hada de los Cuentos y Conchita. Besos.