viernes, 25 de septiembre de 2015

AYLAN KURDI, el niño de la playa.

Hemos tenido un verano dedicado a las pesadillas y para finalizar traemos este poema que nos habla de Aylan, uno más entre los miles que han perdido su vida en este éxodo hacia lugares más tranquilos. 
Sin quererlo, Aylan se ha  convertido en símbolo, en bandera de todos los que huyen de la pobreza o de los múltiples conflictos que masacran el planeta. Aylan, junto a su madre y su hermano, vio truncada su vida en el intento de alcanzar una vida mejor. Vaya este poema como homenaje a todos los que día a día dejan sus esperanzas en el fondo de las aguas del Mediterráneo para vergüenza de los que lo contemplamos sin poner los medios para detener este desastre.





AY!!! EL NIÑO DE LA PLAYA
 de Teresa Guerra García

Ay!!! el niño de la playa

con su ropita empapada.

Parece que está dormido

o que juega con el agua



La arena fue su cunita

y la sabanita el agua.

El mar le cantó una nana

y la luna lo acunaba



A los brazos de su madre

fuertemente se apretara

pero la guerra y el miedo

de sus brazos lo arrancaran



Ya no juega con las olas

ni buscará caracolas

ni hará castillo de arena

ni verá la luna llena



Ay!! el niño de la playa

en barquito de papel

a esta orilla ha llegado.

Como un grito desgarrado

nos llega del otro lado



Ay!! el niño de la playa.

El mundo “civilizado”

con el corazón helado,

con verguenza le ha mirado…

Su muerte no será en vano!!



Envuelto en su tragedia

trae un mensaje de PAZ:

Que los niños de este mundo

puedan crecer y jugar.!!!!

3 comentarios:

Marisa Alonso Santamaría dijo...

Muy triste, pero es precioso.
Un abrazo

El Hada de los Cuentos dijo...

¡Qué tristeza me produce! Ojalá sirva para algo. Un abrazo.

Ana Martinez dijo...

Aunque resulta muy doloroso, es un poema precioso. Un besazo, Julio.