jueves, 12 de junio de 2014

Chundarata de Gloria Fuertes

Continuamos con este tiempo dedicado a las nanas, esta vez de la mano de la gran Gloria Fuertes y su gata Chundarata. ¿Por qué no dedicarle una nana a su animal de compañía? Gloria, como siempre, con versos sencillos pero llenos de imaginación y creatividad, propios de esa niña grande que creció por fuera conservando intacta, en su interior, su alma infantil.
La imagen que acompaña, en tintes nocturnos como buena nana, pertenece a la argentina Margarita Espertino. Podéis acercaros a su obra en su blog: Margarita Espertino ilustradora y para leer más versos de Gloria tomar de las estanterías alguno de sus libros.



“NANA de la gata Chundarata”
                      de Gloria Fuertes.

Duérmete, mi gata Chundarata,
se han dormido los juguetes
y tú sigues dando la lata.
Duérmete, que es la una.
Duérmete, mi cascabel
-         queda poca noche -,
duérmete mi doncel
que ya son las tres.
Duérmete, gatita, duérmete,
que los piececitos se te ven.
Duérmete, castaña, duérmete,
que la Luna apaga  su quinqué.
Duérmete, pingüino, que al dormir
se te quita el frío en la nariz.
Duérmete, pequeña, encógete,
que los piececitos se te ven.
Duérmete, mi gata Chundarata,
se han dormido los juguetes
y tú sigues dando la lata.
Duérmete, que ya es la una.
Duérmete, mi cascabel
-         queda poca noche -,
duérmete mi doncel,
que ya son las tres.

1 comentario:

Ana Martinez dijo...

¡Qué bonita nana, Julio! Gracias por compartirla. Un abrazo y buen finde!