viernes, 31 de mayo de 2013

LAZ  RILLO

    DE  TORMES

Tiene la Biblioteca varias adaptaciones del pícaro Lázaro pero si hay una cercana a los niños es la que acabamos de recibir. Publicado por Ed. Tatanka este Lazarillo nos llega por obra de Carlos Blanco, maestro y autor amigo, y del ilustrador Tomás Hijo; ambos salmantinos al igual que Lázaro. De la pluma de Carlos nacen estos versos cercanos al niño que le permiten acompañar de manera fácil y divertida a Lázaro en sus desventuras.















El autor, Carlos Blanco, durante un encuentro con niños.









Portada del LAZ  RILLO DE TORMES

Puedes leer este libro sólo en la Biblioteca y ... para animarte a hacerlo aquí tienes las dedicatorias que Carlos Blanco ha hecho para vosotros. Todo un prodigio de creatividad, de manera que..   

¡¡¡ Muchas gracias CARLOS !!!

.












Para completar la entrada traemos un poema  que seguro os gustará también y que, muy pronto, esperamos ver formando parte de un nuevo libro de nuestro amigo Carlos.


"LA RANA  DE SAN ANTÓN" 

La rana de San Antón,

de un salto, se pone al Sol.

En los juncos se ha quedado

y su color ha tomado,

pues tiene la propiedad

de pasar del verde claro

al verde oscuro

y, en camuflaje seguro,

muy tranquila puede estar.


Si la buscas y no encuentras,

ten paciencia,

pues la puedes encontrar

donde menos te lo esperes,

si tú eres un chaval fenomenal.


Siempre está cerca del agua,

entre espadañas o juncos,

o en la rama de un arbusto...

y siempre fresca ha de estar.


Háblale de tus amigos,

que no vais a coger nidos,

que al "cole" vas puntual... 

todo lo que se te ocurra,

que la rana no se aburra

y, así, entabláis amistad.

Seguro que dará un brinco

de contenta

y a tu manga saltará.

 

Mírale bien a los ojos,

ella sacará la lengua,

tú un gusano le has de dar y

déjala, como estaba,

en los juncos, camuflada,

que tome tranquila el Sol...

te vas por donde viniste,

una amiga nueva hiciste: 

la rana de San Antón. 



2 comentarios:

Carlos Blanco dijo...

Gracias, amigos y lectores de la Biblioteca Príncipe de Asturias de Montijo. Lázaro estará feliz ahí. Disfrutadlo. Un abrazo a todos.

Ana Martinez dijo...

¡Qué suerte tenéis! Seguro que disfrutais un montón de su lectura. Y que decir de las dedicatorias ... sencillamente ¡PRECIOSAS! Um beso.